El dilema de la batería

gh43-03833a-samsung-gt-i9505-galaxy-s4-battery-li-ion-b600be-2600mah,51b109de2341a

A raíz de un articulo publicado hoy en Xatakamovil, en el cual se recomendaban varias baterías externas, se ha abierto un debate sobre las ventajas de las baterías extraíbles y el usar una de repuesto, y por el otro el uso de baterías externas, principalmente en smartphones con batería fija.

Básicamente se daban dos posturas:

– Por un lado los que apoyaban las baterías externas argumentando como ventajas principales su versatilidad , al poder no solo usarlas con el smartphone si no con tablets, portátiles y cámaras.

– Y por otro aquellos que creían más útil el uso el uso de una batería extraíble, debido a su menor peso y volumen, a la carga inmediata, la ausencia de cables, etc

Las cosas no son blancas o negras, hay escenarios en los que cada opción es mejor.

Como suele ocurrir la realidad no es blanca o negra. Desde mi experiencia personal en el momento que acostumbras a usar más intensivamente el teléfono (sin restricciones) es difícil que ninguno de los smartphones actuales acabe el día, salvando quizás ciertos phablets.

Esto nos lleva siempre a buscar una alternativa para incrementar la cantidad de batería de que disponemos. Aunque he sido siempre partidario de los smartphones con baterías intercambiables con mi antiguo Galaxy S2 pobre los dos principales caminos.

Casi sin buscarlo al comprar mi tablet actual (un Acer Iconia W510) gracias a su puerto USB di con una batería externa para mi teléfono con la que solventar esos apuros, siempre llevaba el tablet en la mochila así que no suponía un peso extra. Esta solución cumplía su cometido los 7.000 mAh del conjunto de baterías permitían la carga de la batería de 2000 mAh. Pero nos condenaban a usarlo con un cable anclado al tablet o dejarlo cargando sin usar.

Resultaba incomodo y conseguir una carga decente tardaba tiempo como ocurre con las baterías externas o las carcasas con carga. Eso sin contar con el consumo de ciclos extras de batería y otros inconvenientes.

Asi que finalmente decidí comprar una segunda batería, obviamente era más cómodo e inmediato y me quitaba de un plumazo los problemas que me suponía la “batería externa” . Si, no la podía usar con más aparatos, cierto, pero es que en el día a día mi cámara es mi móvil y mi portátil mi tablet Atom Windows 8 con teclado. Y por lo tanto la única necesidad de carga real es el smartphone ya que la tablet tiene una buena autonomía que puede superar los tres días con más de dos horas de uso diario.

 Quiere decir esto que la batería extra siempre es mejor solución, como ya he dicho las cosas no son blancas o negras, en el uso diario, donde no levamos tantos gadgets o la posibilidad de cargar el aparato no excede del día o dos días la batería extra se muestra claramente superior. Muy posiblemente todos aquellos que no tienen esta posibilidad en caso contrario utilizarian este método.

Pero existe un caso sonde una batería externa de gran capacidad tiene sentido, y es cuando por ejemplo vamos a una escapada en la naturaleza, y cargamos con varios gadgets, más de los normales, que debido a la duración necesitaran de recarga, en este caso el utilizar una batería que vale para todos es una ventaja.

Pero como ya he mencionado, generalmente y salvando estas excepciones o similares creo que la batería extra es un plus frente a una batería externa generalmente vinculada a un teléfono que no permite extraerla.

Anuncios
Etiquetado , , , ,
A %d blogueros les gusta esto: